Otros Servicios

   

 

El usuario tiene derecho a la atención sanitaria precisa, derecho a una atención personalizada y un plan de cuidados individuales, debiendo respetarse sus preferencias y su capacidad de decisión.

La residencia es un establecimiento social y no de carácter sanitario, aunque frecuentemente cuentan también con servicios médicos internos, si bien ello no es obligatorio. Si el centro no ofrece servicios médicos, el usuario debe recibir la atención médica requerida, y debe dirigirse al centro de salud de su municipio o a los hospitales más cercanos, o bien, a través de la atención en la propia residencia en caso de no poder desplazarse.

Todas las residencias deben contar con un plan de atención individual para cada uno de sus residentes, que es un programa individualizado que define los objetivos de atención a la persona, su estado médico, funcional, cognitivo y social.

Nivel Anterior               Ir Arriba