Otros Servicios

   

 

El titular de estacionamiento tiene la obligación clara de restituir al usuario, en el estado en que le fue entregado, el vehículo y los componentes y accesorios fijos e inseparables al vehículo. Esto significa que la empresa propietaria del aparcamiento público es responsable de los daños que sufra el vehículo.

La ley establece deberes de vigilancia y custodia de los vehículos durante el tiempo de ocupación del establecimiento, por lo que el titular del aparcamiento responderá de los daños que sufra un vehículo por desprendimientos, inundaciones, etc., como de los daños ocasionados por el robo en el vehículo (bien sean rotura de cristales o desaparición del vehículo).

No obstante, en el caso de los daños por robo, estarían excluidos aquellos robos de accesorios del vehículo que no formen parte fija e inseparable, como por ejemplo el robo de teléfonos móviles, de GPS, aparatos de música, de documentación, de ropa, bolsos, maletas o cualquier otro objeto del usuario depositado en el vehículo.

En la actualidad, existen algunos aparcamientos especializados que prestan un servicio especial para responder de este tipo de daños. Si bien, en ellos, el usuario deberá declarar a la entrada qué tipo de objetos deja depositados en el vehículo. Como contrapartida el usuario tendrá que pagar un precio complementario por este servicio, pero la empresa siempre está obligada a informar explícitamente de las tarifas y normas de uso y funcionamiento en tales casos.

Por otra parte, otros aparcamientos disponen de taquillas o consignas para depositar objetos, siendo la empresa, en este caso, responsable de los mismos.

Nivel Anterior               Ir Arriba