Otros Servicios

   

 

Ante la pérdida del tique del estacionamiento público, los titulares únicamente pueden reclamar el cobro del tiempo que has tenido el vehículo en el recinto.

Con la entrada en vigor de la Ley 44/2006, de 29 de diciembre, de mejora de la protección de los consumidores y usuarios se introdujo una novedad substancial en la Ley 40/2002, de 14 de noviembre, reguladora del contrato de aparcamiento de vehículos, consistente en la regulación de la contratación de aparcamiento de vehículos a favor de los consumidores y usuarios.

Esta modificación defiende la idea de que no se puede cobrar por servicios no prestados. De tal forma que el pago del precio por estacionamiento está en función del tiempo real de prestación del servicio. En la ley se especifica concretamente que el precio se pactará por minuto de estacionamiento, sin ninguna posibilidad de redondeos a unidades de tiempo no efectivamente consumidas o utilizadas.

Por lo que, en caso de pérdidas del tique, el titular del aparcamiento no puede cobrar la tarifa máxima diaria fijada, ya que es posible calcular la tarifa exacta correspondiente en día y hora de entrada del vehículo a través de los sistemas de identificación de matrículas en el momento de acceder al establecimiento.

Los titulares de los aparcamientos están obligados a disponer de sistemas de identificación de matrículas o establecer cualquier marcador que permita identificarlos adecuadamente, como por ejemplo a través de las cámaras de identificación de matrículas que posibilitan el cálculo exacto de los minutos y del día de entrada.

Conviene recordar a los usuarios, que si les exige el precio máximo en caso de pérdida, deberían solicitar la hoja de reclamaciones y especificar la queja para su tramitación posterior.

Nivel Anterior               Ir Arriba