Suministros Domésticos

 

 

El consumidor debe pagar una serie de costes por el aumento o la reducción de la potencia a la distribuidora. Estos costes quedarán reflejados en la factura eléctrica, por lo que conviene no pagar al técnico autorizado por la distribuidora que acuda a la vivienda a cambiar el ICP.

a) Costes por aumentar la potencia: se pagan los derechos por cada kW que se quiera aumentar, que después tendrá que multiplicarse por el previo del kW, resultando así el precio a pagar en el recibo de la luz.

Se debe abonar por varios derechos:

- Derechos de extensión: 17,37 € por kW solicitado+ IVA. Estos derechos se mantienen durante 3 años.

- Derechos de acceso: se paga al contratar un nuevo suministro o en la ampliación de potencia. 19,70 € por kW solicitado + IVA. Desde enero de 2014, los derechos de acceso deben abonarse siempre que se cambie la potencia, proporcionalmente a lo que se suba.

- Derechos de enganche: referido a cualquier actuación en los equipos de medida y control por decisión del consumidor. Esto es, el desplazamiento del técnico de la distribuidora hasta el punto de suministro para sustituir el ICP por otro de mayor amperaje: 9,04 € + IVA.

b) Costes por reducir la potencia: un menor coste. Se paga por:

- Derechos de enganche: referido a la actuación en los equipos de medida y control que requiere el desplazamiento del técnico de la distribuidora hasta el punto de suministro para sustituir el ICP: 9,04 € + IVA.

 

Nivel Anterior               Ir Arriba